Al más puro estilo Mandela, este hombre fue condenado a cadena perpetua por un crimen que no había cometido y finalmente, después de 39 años de prisión, Ricky Jackson, condenado en el año 1975 por el testimonio de un niño de 12 años, ha sido puesto en libertad después de que ese mismo testigo, después de 39 años, haya confesado que mintió en su testimonio movido por la presión de la policía.

¿Qué dirían ustedes al ser liberados después de más de media vida en la cárcel por un crimen que no han cometido? Pues esto es lo que ha dicho Ricky al salir.

VER VIDEO

FUENTE: http://www.enteratedealgo.es/