Un grupo de investigadores de la Universidad de Sheffield afirma haber encontrado formas de vida extraterrestres en la atmósfera de la Tierra

Milton Wainwright, del Departamento de Biología Molecular y Biotecnología de la universidad británica, está convencido, según el Journal of Cosmology, de que una serie de microorganismos que se encuentran en la estratosfera, a 27 kilómetros de altura, no pueden venir de nuestro planeta.

También destacó el hecho de que el descubrimiento ocurrió precisamente en el pico de las Perseidas, una de las más espectaculares lluvias de estrellas que se pueden ver en nuestro mundo.

“La mayoría de la gente argumentará que estas partículas biológicas deben, por la fuerza, haberse trasladado a la estratosfera desde la Tierra, pero se sabe que una partícula del tamaño que hemos encontrado no puede elevarse de la Tierra a alturas, por ejemplo, de 27 km. La única excepción podría deberse a una violenta erupción volcánica (que empujó estas partículas hacia arriba), pero nada de eso ha sucedido durante los tres años que hemos estado recolectando muestras “, dijo el investigador.

“En ausencia de un mecanismo capaz de explicar cómo estas partículas pueden ser transportadas desde aquí a la estratosfera, lo único que podemos hacer es concluir que estas entidades biológicas se originaron en el espacio. Por lo tanto, nuestras conclusiones son que la vida está llegando continuamente a la Tierra desde el espacio, esa vida no está restringida solo a nuestro planeta y es prácticamente seguro que no se originó aquí “, agregó.

Wainwright afirmó que estos resultados pueden ser revolucionarios: “Si la vida continúa llegando continuamente desde el espacio, entonces debemos cambiar completamente nuestra visión sobre la biología y la evolución. Será necesario reescribir completamente los libros de texto”.

Al analizar los resultados obtenidos por el globo lanzado por la misma universidad, los investigadores descubrieron con sorpresa que los filamentos del dispositivo habían capturado lo que parecían ser fragmentos de diatomeas y toda una gama de otras entidades biológicas en la estratosfera. Todos ellos, demasiado grandes para haber llegado allí desde la Tierra.