Betty y Barney Hill fueron una pareja que alcanzó la fama después de afirmar que habían sido secuestrados por seres extraterrestres. Washington. Betty y Barney Hill fueron una pareja estadounidense que alcanzó fama después de afirmar que habían sido secuestrados por presuntos seres extraterrestres entre el 19 y el 20 de septiembre de 1961.

La historia contada por la pareja, comúnmente llamada “abducción de la colina”, fue el primer caso ampliamente publicitado de un supuesto secuestro extraterrestre.

esta aventura fue inpregnada en el famoso libro de 1966 The Interrupted Journey (“El viaje interrumpido”) y en un largometraje para la TV.

El 19 de septiembre de 1961, el Hill conducía de regreso a la ciudad de Portsmouth de unas vacaciones en el estado de Nueva York cuando observaron una brillante mancha de luz en el cielo.

Aproximadamente 1.5 km al sur de la pequeña ciudad de Indian Head, un gigantesco barco descendió rápidamente a los vehículos de Hill, lo que provocó que Barney se detuviera directamente en el medio de la carretera.

Barney se alejó del vehículo y se acercó al objeto, que se balanceó como un péndulo desde el lado izquierdo del automóvil, hacia el área derecha sobre el campo adyacente. Usando los prismáticos, Barney afirmó haber visto entre 8 y 11 figuras humanoides que estaban mirando desde las ventanas del barco, pareciendo mirarlo con curiosidad o inquisitivamente.

cuando de pronto con una buena precisión , todas las figuras se movieron menos una, hacia lo que parecía ser un panel de instrumentos, como si fueran a realizar una tarea importante. La figura restante siguió mirando a Barney y le comunicó un mensaje a este último: “Quédate donde estás y sigue buscando”. En ese momento, lo que parecían ser aletas como alas de murciélago comenzaron a aparecer luces rojas a los lados de la nave y una larga estructura descendió desde el fondo de la misma.

Meses más tarde, Betty comenzó a escribir los detalles de ella, para entonces, pesadillas vívidas y recurrentes. En sus sueños, Betty parecía estar luchando por recuperar el conocimiento, cuando se dio cuenta de que dos pequeños seres o pequeños hombres la obligaban a caminar en un bosque por la noche.

Miró a Barney caminando a su lado, aunque cuando lo llamó, parecía estar en trance o caminando como un sonámbulo. Los pequeños seres tenían una altura de aproximadamente 1,5 m, y vestían el mismo uniforme, con gorras similares a las utilizadas en ese momento en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. No tenían pelo en la cabeza y tenían grandes frentes bulbosos.

En sus sueños, Betty Barney y los pequeños bajaron por una rampa hacia una nave en forma de disco con forma de metal. Una vez dentro, Barney y Betty se separaron. Ella protestó al respecto, por lo que un ser, al que luego comenzó a llamar “el líder”, le dijo que si Barney y ella eran examinados juntos, tomaría mucho más tiempo realizar las pruebas.

Luego ella y Barney fueron llevados a habitaciones separadas. Aunque el líder y los otros seres le hablaron en inglés, su dominio del idioma parecía imperfecto, y tenían dificultades para comunicarse. Betty entonces soñó que este nuevo ser, similar a los demás, ingresó para realizar su examen junto al líder. Betty llamó a este otro ser “el examinador” y dijo que tenía modales tranquilos y agradables.