La marca de forros para celulares ‘Urban Armor Gear’ quiso demostrar que sus productos son capaces de resistir cualquier impacto. Es por esto que se les ocurrió la idea dejar caer un iphone 6 desde unos 30 kilómetros de altura.

Utilizando un globo meteorológico, dos cámaras GoPro y un GPS, los que ejecutaron el experimento tuvieron que esperar casi tres horas para que el dispositivo alcanzara la altitud estimada.

Además del fuerte impacto contra el suelo, el smartphone fue expuesto a una temperatura de 56 grados bajo cero y a vientos de 112 kilómetros por hora. Pero según la marca, solamente se apagó debido a las bajas temperaturas y volvió a funcionar después de encenderlo nuevamente.
La descripción del video indica que el experimento sucedió el pasado 28 de noviembre, pero no fue publicado hasta principios de este año.

VER VIDEO

FUENTE: http://viralesonline.com